Arqueólogos determinan a qué linaje maya perteneció templo de Chichén Itzá

Previous
Next

Con documento que se encuentra en Estados Unidos pueden acercarse a historia maya.

Al escribir la investigación “La casa real de Cocom. Una historia de Yucatán”, que les llevó 7 años, los arqueólogos Eduardo Pérez de Heredia y Peter Biró establecen que el Templo Superior de Jaguares, ubicado en Chichén Itzá, perteneció al linaje de los Cocom.

Dichos especialistas señalan en su investigación que los documentos de época colonial en los que se basa sustancialmente su estudio no pudieron ser examinados físicamente por los autores, a pesar de varios intentos infructuosos, debido aparentemente a problemas legales que mantienen cerrado desde hace años el Southwest Museum de Pasadena, donde se encuentran en la actualidad.

Por ello para ahondar en su investigación se basaron en fotocopias y transcripciones publicadas por la Dra. Ruth Gubler.

Los documentos supuestamente fueron adquiridos por Teobert Willard en Yucatán y llevados a USA y no han sido nunca analizados con técnicas modernas de arqueometría para determinar su fechamiento y composición.

El descubrimiento de Eduardo Pérez de Heredia y Peter Biró abre una nueva puerta al conocimiento sobre la zona maya de Chichén Itzá y de los antiguos linajes de la nobleza maya prehispánica.

Como mencionamos, se basó en el estudio de documentos de la colección de Theodore Willard y su correlación con los glifos del también llamado Templo de los Jaguares, donde están representados los guerreros.

Cocom, apellido con más de mil años de antigüedad

Hasta la fecha, muchos yucatecos llevan el apellido Cocom, que tiene más de mil años de antigüedad. 

Ellos descienden de este importante linaje maya que tuvo un lugar protagónico en la historia del Yucatán prehispánico y cuyo legado sigue vigente, subrayaron los arqueólogos.

Esta revelación está documentada en el libro «La Casa Real de Cocom. Una historia de Yucatán», el cual fue publicado recientemente en su versión digital y difundido entre la comunidad científica internacional.

El Templo Superior de Jaguares o Templo de los Tigres, en cuyos glifos se identificó a los Cocom, fue considerado por John Lloyd Stephens, uno de los primeros viajeros del siglo XVIII que visitaron Chichén Itzá, como «quizás la mayor gema del arte aborigen que sobrevive aún en el continente americano».

Los arqueólogos comenzaron a colaborar mientras cursaban el doctorado en arqueología en la Universidad de La Trobe en Melbourne, Australia, y se enfocaron en la historia de Chichén Itzá.

.-Con información de El Universal

Consulta la última edición de Revista Yucatán

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next