Estilo de Vida

Previous
Next

¿Cómo celebras el amor?

Lo hacen en todas sus maneras posibles, como expresiones artísticas, desde canciones, pinturas, poesía, con dibujos de quimera: cola de dragón, cabeza de león, fantasía por aquí, estampa imaginada por allá, ajá …¡pero! sea como sea, inventada, o calcada en la sonrisa de un ser querido, el amor ha llevado a la humanidad a erigir (también a destruir y reconstruir) la torre de Babel perpetua que lo acerca al azul profundo de la vida misma, desde la época antigua hasta la actual, se ha manifestado en su contexto social e histórico de diversas maneras.

Cierra un año de logros para Japay

El 2017 fue un muy buen año para la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay), declaró su director general, Manuel Carrillo Esquivel, al hacer un balance de los logros alcanzados durante este periodo.

Amanecer en BACALAR

“Salimos a ‘cazar’ los lugares más bellos, contemplar los amaneceres en Bacalar, después viene un recorrido por el sistema de lagunas”. Emocionado Pinzón Marrufo, a quien con mucho aprecio le llamamos Frodo, nos dice: “Mi cariño nació por la búsqueda de un lugar apropiado para practicar los deportes que me emocionan, anduve por varias zonas del país, hasta que me di cuenta que aquí muy cerca estaba Bacalar, esperándome”.

¿Amor de pareja o Psicopatología?

Seguramente hemos escuchado decir a los incipientes enamorados frases como: “No puedo vivir sin ti”, “Eres mi vida”, “Soy capaz de cualquier cosa si me dejas” o, “Eres sólo mía(o)”, pensando que se escuchan “románticas”. Dichas frases son socialmente aceptadas como muestras de amor “normales” entre personas que se supone se demuestran interés, sin percatarse que tienen una connotación de dependencia emocional.

Amar a tiempo

A tu silencio enciende

la flama del tiempo

El brillo de tus ojos
son el resplandor del tiempo
No sé qué miran
Pero me tocan
a tiempo

Hay amigos la conciencia… esa loca que anda suelta

Habitar la edad no es otra cosa que sentirse holgado y cómodo con el traje de arrugas de lino, orlas de plata que pintan las sienes, ideas locas, ideas cuerdas, signos de memoria llenas de recuerdos que pueblan ricas imágenes de presentes plenos. Habitar la edad no es negar al tiempo, más bien la sabia virtud de reconocerlo.